Hace un rato que no me siento a escribir, he tenido unos días muy duros. Muchas veces me cuesta levantarme de la cama y seguir viviendo, pero se que me hijo y mi esposo me necesitan. Me cuesta entender el porque de la muerte tan repentina de mi hijo. No dejo de pensar que si hubiera sabido antes que Chente estaba haciendo drogas a lo mejor lo hubiera podido ayudar. Mi consejero espiritual, mis amigas y otros que como yo han sufrido estas pérdidas por culpa de las drogas me dicen que no hay nada que yo hubiera podido hacer. Intente ayudarlo, lo lleve al psiquiatra al psicólogo, lo trate de llevar a un centro de rehabilitación, pero todo esto fue en balde. Lo único que me da un poco de consuelo es saber que a lo mejor mi historia puede ayudar a otros padres que tengan los mismos problemas. Por otra parte, no entiendo que es lo que nos pasa a los Mexicanos. Estamos viendo que nuestro país se torna cada vez mas violento, que se ha vuelto nuestro Mexico en un estado narco. Ciertamente todos los días vemos noticias de muertes, asaltos, muchos estos propiciados por los carteles que están destruyendo a nuestro país, y nosotros aquí sentados como si nada. Hemos dejado que los carteles manejen a Mexico. En lugares remotos hasta se les ve como si fueran los héroes del pueblo. Como puede ser que cerremos los ojos ante tanta violencia, asaltos, extorsiones, y falsos éxitos. En México , como en cualquier otra ciudad grande, hay mucha violencia, pero el hecho de los narcos se muevan a su antojo y destruyan a nuestro México esto si que es imperdonable. Nosotros somos los culpables los que con nuestra terrible apatía, dejamos que los carteles tengan mas y mas control sobre nuestro país y nuestras vidas. Decimos que las drogas no se consumen en Mexico y que el consumo es un problema de Estados Unidos, pero esto no es cierto. La droga que mato a mi hijo Chente probablemente fue fabricada en un laboratorio en Mexico, gracias a los benditos Chinos que nos hicieron el favor de traer esta mortal droga a nuestro país, y les enseñaron a nuestros malandrines a como producirla localemente. Cuantos de nuestros hijos o seres queridos tiene que morir antes de que hagamos algo al respecto. Hace unos días hable con una señora que perdió a su hija de 167 anos en el sur de Mexico a una sobredosis de heroina…Y aún así decimos que no a hay problemas de consumo de drogas en Mexico. A quien estamos engañado .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s