Muy agradecida por todas las oraciones y apoyo

Hoy que llegue a la casa después de ir al súper, me encontré a Chente jugando soccer con José Manuel. Estaban gritando y corriendo, tal y como lo hacían antes. José Manuel se veía tan feliz, hacía tiempo que Chente no jugaba con él y lo trataba con indiferencia. Me quedé sentada en el coche unos minutos, mirándolos jugar y disfrutando el momento. José Manuel ya no parece un niño, ha crecido y cambiado mucho este año. Bueno, realmente esta terrible experiencia nos ha cambiado a todos. Le dí gracias a Dios por este increíble momento. Segundos después, me entró un miedo terrible de que vuelva todo al caos de antes. Chente parece estar mejor, pero no está del todo bien aún. De cualquier forma, traté de concentrarme en el momento y de permanecer agradecida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s