Semanas difíciles

Estas últimas semanas han sido difíciles para mí. Creo que estoy mentalmente agotada de hablar del problema de Chente con mi familia. A veces me siento ausente, como si no pudiera sentir nada, como si no estuviera tomando parte en mi vida. Mi psicólogo me dijo que es normal que me sienta así, pues es un mecanismo natural para lidiar con mis preocupaciones. La semana pasada, aún despues de todas nuestras pláticas con Vicente y sus promesas, se desapareció por varias horas. Me da pena admitirlo, pero, aunque estuve muy nerviosa por él, finalmente pude tener descanso durante su ausencia en casa. Aunque nos prometió dejar de hacer drogas, parece ser que no está cumpliendo su promesa. Es posible que como dice el doctor, aunque Chente quiera, no puede dejar de hacer drogas sin ayuda. Ayer encontré varios centros de rehabilitación en el país y elegimos el que pensamos es el mejor con la ayuda del doctor, y mi esposo y yo estamos de acuerdo de llevar a Chente a un centro aunque sea en contra de su voluntad.

20 comentarios sobre “Semanas difíciles

  1. Al igual que su hijo desde nuy joven inicie mi adiccion por las drogas aproximandamente a la edad de 13 años, al pasar de los años intente abandonar el consumo aunque nunca con exito, el 26 de enero del 2016 en una reunion con “amigos” despues de vivir drogado las 24 horas del dia durante un periodo de 7 meses mi corazon,cerebro y otros organos al no poder procesar mas drogas provoco un infarto casi fulmimante, afortunadamente sobrevivi, hoy tengo 25 años y una hermosa familia,cada dua me esfuerzo por ayudar a otros jovenes compartiendo mi testimonio y mi experiencia de vida,no podria decir que entiendo su preocupacion como madre, por que no vivi en ese papel pero si la condicion de su hijo, y la felicito por no abandonar a su hijo en este proceso que golpea sin distincion de clases sociales e incluso religiosas, a cualquier persona sin respetar edades, me encantaria poder platicar con su hijo para ofrecerle mi amistad de Joven a Joven, entendiendo el tiempo y la epoca en la que se encuentra donde los jovenes son juzgados por sus errores y es muy dificil encontrar amigos que se queden a pelear este tipo de batallas a tu lado le mando un fuerte y calido abrazo de parte mia y de mi joven esposa que comparte esta vision conmigo y estamos en toda la dispocicion de ayudarle le dejo mi numero esperando poder ser de apoyo para usted y su familia 9992684837

    Me gusta

    1. Sr. Alberto, no sabe cómo le agradezco su nota que me llena de esperanzas. Realmente esto de la adicción es difícil de entender. He visto a mi hijo cambiar enfrente de mi hijos, y lo veo sufrir y destruirse la vida. No sabe cómo le pido a Dios que tenga a mi hijo la gracia de salir de todo esto. Estoy buscando centros de adicción buenos en el país. ¿Cómo salió usted de tan terrible aflicción? Si puede contestarme, ¿estaba usando usted también opios? Entiendo que los opios son aún más difíciles de dejar, y el fentanilo es mortal. tengo mucho miedo, pero su historia me da esperanza. ¿Qué podemos hacer los padres para evitar esto cuando las drogas están circulando en nuestro país? Yo he estado muy pendiente de mis hijos y ya ve que nos ha pasado. Si usted está de acuerdo le pasaré su teléfono a mi hijo para que lo llame. Le soy sincera, en estos momentos mi hijo no está muy receptivo. No sé como ayudarlo. Gracias por ofrecernos su ayuda.

      Me gusta

  2. Hola Ana buenos días, no demores y aunque tu alma y tú corazón se rompan en mil pedazos busca rápidamente ayuda profesional, yo pasé por algo similar con mi hija y como madre pensé muchas veces que con todo nuestro amor y apoyo podría salir de ésto pero no es así muchas veces las ganas y el esfuerzo nuestro y de nuestros hijos no son suficiente, claro que siempre el amor tan grande que les tenemos ayudará para que el camino sea menos duro pero por favor no dudes en buscar ayuda profesional lo antes posible y con tu grandísima fé en Dios y todo tu amor verás que si existe esa brillante luz al final del camino, si se puede ya lo verás no es nada fácil pero si es posible. Recibe un gran abrazo y Dios les bendiga siempre a Chente y a toda tu bella familia ♥️

    Me gusta

    1. Griss, muchas gracias. So yo no me voy a dar por vencida y sé que Dios nos va a ayudar. Yo estoy viendo a un terapista y en estos momentos estoy tratando de buscar un centro de rehabilitación lo antes posible para mi hijo, pues el necesita ayuda. Muchas gracias por sus cálidas palabras que me dan esperanza.

      Me gusta

  3. Hola Ana, he leído tu relato con mucho interés y atencion. Lamento mucho la realidad que hoy vives pero admiro tu fortaleza para compartir tu experiencia y te agradezco xq efectivamente es un tema del que nadie quiere hablar y como que quisiéramos voltear hacia otro lado. Agradezco a Dios x la vida de tus hijos, agradezco que aún están a tiempo y aunque no te conozco quiero decirte que oraré por ti y especialmente por Chente. En Cristo hay esperanza y salvación. No pierdas la fe en que Dios escucha cada una de tus plegarias y no es indiferente a tu dolor. Él secará tus lágrimas. Él también está luchando por ti y por tu familia. Ten fe.
    Me pongo a tus órdenes. Cel. 9991299667

    Me gusta

    1. Verónica, muchas gracias por su teléfono y sus palabras. Tienes toda la razón, no queremos hablar de esto porque nos da pena, nos sentimos avergonzados como si algo malo hubiéramos hecho como padres. Pero tenemos que hablar de esto y de muchos otros temas que están poniendo a nuestros hijos en peligro. Gracias.

      Me gusta

  4. Lamentablemente se buscan las drogas cuando uno no tiene algo que lo llene y alguien que lo llene. Lamentablemente a veces la familia no ocupa el lugar de ese alguien, la buena educación académica y oportunidades tampoco… cuando uno no esta bien, cuando está en depresión… es muy fácil decir tomar drogas, es también facil ocultar la depresión y muy común… la adición a las drogas no se cura etiquetando a la gente como deogadicto/enfermo eso solo les mete en la mente que son “anormales” y a una perdona con depresión decirle eso es multiplicarle al cuadrado los problemas de autoconcepto. Le recomiendo leer a Johann tiene una ted talk y varios artículos, al igual que un libro, el dice “la adición no la causan las drogas sino el aislamiento del adicto” y de verdad que usted encontrará la respuesta por si misma al entender lo que hari dice, doy mi palabra que es la forma de sacar la adición y realmente volver a darle un oportunidad de que Chente cambie su vida. Bendiciones a ti y tu familia.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por sus comentarios y la voy a buscar en Ted Talks. Mi hijo siempre ha tenido amigos y nunca ha estado solo. Fue el capitán del equipo de soccer y era muy popular en la escuela, lo sigue siendo, pero sentirse solo muchas veces no tiene nada que ver con la gente que esté en tu alrededor. Gracias por la recomendación.

      Me gusta

  5. Que grande y hermoso es el amor de DIOS , tambien dice en san juan 3:16 venid a mi todos los q estais cansados y cargados que yo os are descansar, es otra promesa de nuestro señor jesucristo para nosotros sus hijos,

    Mi querida Ana, yo tambien pase por el mismo calvario q tu estas pasando y al leer tu testimonio vienen a mi mente el dolor mas grande q podemos sentir las madres el ver a nuestros hijos estar muriendose lentamente en vida, sabes yo sola luchando con mi hijo opte por buscar ayuda en un centro de rehabilitacion y veia como pasaban los dias y los meses y mi hijo seguia mal emocionalmente y fisicamente lo saque de ese lugar y volvio a sus escapadas y a seguir en lo mismo, sabes termine agotada llena de culpas igual mal emosionalmente pero llego a mi vida una esperanza una luz al final del tunel y me dijo toma mi mano y agarrate de ella, y fue Dios quien llego a mi vida para renovar mis fuerzas y mi Fe, No fue facil Ana por que han pasado 8 años y mi hijo apenas esta aprendiendo a vivir sin sustancias y va poco a poco buscando sanar, Ana no te rindas sabes nosotras las madres tenemos muchas vidas para luchar por nuestros hijos somos poderosas guerreras y la oracion Ana renueva fuerzas!
    Ana querida! te mando muchas bendiciones para ty y tu familia y no te rindas pidele al DIOS que todo lo puede cambiar que trasforme la vida de Vicente, el es el unico doctor de doctores el va a tocar la vida de tu querido hijo.

    Me gusta

    1. Hola Mary, gracias por sus comentarios. Me dan mucha esperanza que mi hijo pueda salir de esto como su hija. ¿Ocho años? Qué horror, yo no sé si puedo vivir con este sufrimiento tanto tiempo pues solo llevo un año en esto y parece un infierno. Lo más difícil es no saber cómo pasó, y si tengo muchas culpas, aunque sé que me he dedicado a mis hijos de todo corazón. Rezaré por usted y por su hija. Gracias por compartir su historia conmigo.

      Me gusta

  6. Hola Ana, soy Betty y soy madre como tú. Acabo de leer tu historia en el Diario de Yucatán y me ha partido el corazón. Tengo unas ganas inmensas de llorar por tí y decirte miles de palabras de aliento que acaricien tu corazón con el calor de un rayito de sol, pero no las tengo. Te entiendo. Entiendo tu dolor y tu desesperación, entiendo tus ganas de encontrarte en la calle una varita mágica que haga que tu Chente regrese a ser lo que era antes de la adicción. Yo soy paciente psiquiátrica, he padecido depresión desde los 15 años, y eso me llevó a la adicción a la comida. Se que suena tonto, una excusa de gorda tragona tal vez, pero aquí estoy luchando día tras día con mi tristeza y mis ganas de comerme al mundo, literalmente. No sé que decirte que aminore tu pena, no sé con que palabra abrazarte y hacer que el dolor se vaya aunque sea por unos minutos. No puedo. Aquí están mis brazos hermana, mis oraciones amiga y mis lágrimas mujer, para llorar por tí, orar por tí y abrazarte en la lejanía. Siempre pediente de tí y con todo el amor del mundo, una desconocida que pide al Universo que te guíe.

    Betty.

    Me gusta

  7. Hola Ana, me llamo Alejandro Galindo trabajo en el Diario de Yucatán y leí tu testimonio. Me entristeció mucho saber de esto porque como papá sé lo que debes estar pasando al ver que la vida de tu hijo está en peligro. Y me llamó la atención esto que escribiste: “Lo único que me sostiene es mi fe en Dios” y por esta razón es que me atrevo a acercarme y hablarte de Él. Esto que estás viviendo no es ajeno a Él. Él te conoce a la perfección y a tu hijo también. Sabe el dolor y la desesperación que estas sufriendo, pero por muy duro que sea, Dios lo ha permitido por una simple razón: Necesitas buscarlo, necesitas acercarte a Él y depositar toda tu confianza en Él. Nada en el mundo realmente puede ayudarte a ti y a tu hijo sino solo Dios. Hace un par de años mi vida aunque estaba bien en apariencia, por dentro era vacía y creo que si no fuera por la gracias de Dios yo estaba a punto de cruzar a ese mundo de drogas como le pasó a tu hijo. Pero me invitaron a un estudio de la Biblia y sin ninguna razón más que por saber o buscar algo diferente, fui y desde entonces, mi vida se transformó. Sé que puede parecer “religioso” o que no estás ahorita para eso, pero de verdad te digo que la Palabra de Dios tiene poder, poder para transformar, para restaurar y salvar vidas. Toda la Biblia se centra en Dios y su plan para nosotros, pero nunca la hemos leído realmente. En mi caminar en la fe, el Señor me llevó a congregarme con mi familia en la iglesia Calvary Chapel de Chenkú y ha sido de gran bendición. Muchas familias han sido rescatadas de crisis como la tuya gracias al poder de Dios, Jesucristo y su Palabra. Si quisieras acercarte al Señor, a su Palabra no necesitas más que creer que el Él está, que te escucha y solo está esperando que te rindas completamente a Él. Y por algo el Señor instituyó la iglesia para que nos ayudemos unos a otros y de verdad te digo que no estás sola y nada está perdido para ti. Hay poder en el nombre de Jesús. Compartiré tu testimonio en la iglesia y estaremos orando por ti y tu familia y sobretodo por tu hijo. Te comparto una porción del evangelio de San Juan que hace unos días me volvió a recordar la esperanza que tenemos en Él: Juan 4:13-15  Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.

    Mi Whatsapp es 9991 99 52 45. El de mi esposa (también se llama Ana) por si sientes más confianza: 9992 78 25 15

    Dios te bendiga!

    Me gusta

    1. Alejandro, le estoy sinceramente agradecida por sus palabaras. Tiene toda la razon, desde que esta pesadilla empezo, yo me he acercado mas a Dios. Rezo a cada momento. Creo fervientemente en los milagros y se que el tiene un camino para cada uno de nosotors. Le pido dia a dia por mi hijo y me abandono en su misericordia. Nuevamente gracias, y le pido comparta mi blog, el articulo y mi historia. Quisiera ayudar a otros padres que como yo esten sufriendo, y mas que nada me gustaria el gobierno empezara a hacer algo al respecto. Si no le importa, me encantaria platicar un dia con usted y con su esposa. Gracias nuevamente por sus palabras.

      Me gusta

    2. Alejandro y Ana: les pido de todo corazón recen mucho por mi hijo y por mi familia,y si pueden pasar la voz en su iglesia en Chenku para que se haga una oración en cadena se los voy a agradecer. Chente lleva varios días perdido, y aunque los policías y un investigador privado lo están buscando no sabemos nada de el y me temo lo peor. Estoy terriblemente angustiada, pero me repito el salmo 23 sin parar. El Señor es mi pastor nada me falta…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s