Es mi culpa?

Mi esposo sigue culpándome de todo. Cada vez que hablamos de Chente, todo se torna en acusaciones y más pleitos. Ayer me preguntó qué ¿Cómo era posible que yo no supiera que Chente estaba usando drogas, siendo que yo me quedo en casa todos los días? Me dijo que a lo mejor no servía de nada que no trabajara, pues no estaba pendiente de nuestros hijos como se debía. No estoy acostumbrada a que mi esposo me trate de esta manera. ¡No lo puedo creer! Sus acusaciones me duelen y me molestan profundamente. Dios sabe que todos los días me culpo por lo que le está pasando a Chente. Siempre sentí que mi esposo y yo éramos un equipo viendo por nuestra relación y por el bien de nuestros hijos. Ahora me siento sola, atacada, y resintiendo sus injustas acusaciones. El olímpicamente se limpia las manos de toda culpa, como si él nunca hubiera puesto a su negocio antes que a su familia y muchas veces antes de las actividades de nuestros hijos. Me siento sola y triste. Voy a caminar para despejar mi mente, antes de que empiece a llover.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s